Formación bonificada, ¿aún no la conoces?

El mercado laboral demanda constantemente empleados multidisciplinares. Que se adapten a todo tipo de situaciones en una sociedad que cambia día a día. Una de las mejores opciones para conseguir esta capacidad de adaptación es a través de la formación. No nos podemos olvidar que, a través de la misma, adquirimos nuevos conocimientos, competencias y habilidades. Y, en este punto, muchas empresas se olvidan de una de las grandes oportunidades de las que disponemos, la formación bonificada.

Cuando nos ponemos a pensar en como llevar a cabo una mejora de los conocimientos de los trabajadores se nos olvida una modalidad muy útil. A día de hoy, todavía son muchas las empresas que desconocen la formación bonificada. ¿Todavía no sabes que es este tipo de formación? ¿No sabes que ventajas tiene tanto para la empresa como para los trabajadores? ¡Sigue leyendo!

Formación bonificada ¿qué es?

Formación bonificada, ¿aún no la conoces?

Esta modalidad formativa está dirigida a personas con ocupación. Es decir, todos los trabajadores pueden acceder a este tipo de formación siempre y cuándo esté relacionada con la actividad de la empresa.  La formación bonificada es un tipo de crédito dado a las empresas para que inviertan en la formación profesional de sus empleados con el objetivo de incrementar tanto el rendimiento como la competitividad de su equipo de trabajo.

Seguramente te estarás preguntando ¿pero de dónde sale este crédito?  Como sabrás tanto las empresas como los trabajadores realizamos aportaciones a la seguridad social. Pues bien, dichas aportaciones se convierten en crédito que se puede utilizar para mejorar las competencias de los trabajadores mediante la realización de cursos.

¿Qué ventajas tiene?

Sus ventajas son, en primer lugar, para los trabajadores que se van a beneficiar de una formación gratuita que mejore sus competencias. Sin embargo, también repercutirán directamente en la empresa como son:

  • Mayor cualificación de los trabajadores.
  • Aumento de la competitividad y la productividad de los empleados y, por consecuencia, de la empresa.
  • Incremento del compromiso ofrecido por los trabajadores.
  • Adquisición de nuevos conocimientos y habilidades.
  • Aumento de la motivación, la integración y la satisfacción de los empleados dentro de la empresa.
  • Facilidad de adaptación a los cambios existentes en el sector y las nuevas tecnologías.

En Aula FORSER ofrecemos formación bonificada con un amplío catálogo de cursos. Creemos que los talentos surgen a través del trabajo y, como no, mejorar las competencias y habilidades forman parte de esos talentos.