¿Cómo transformar un curso presencial en uno online?

Muchas veces realizamos un curso presencial cuyo contenido queremos extrapolar al mundo virtual. De hecho, ¿por qué no hacerlo? Si sabemos y conocemos que es un tema interesante para los posibles alumnos transformarlo a versión online es una de las mejores opciones que podemos hacer.

Todos sabemos, que la formación online está en auge. El ahorro en costes para el alumnado y la posibilidad de realizar el curso a cualquier hora del día desde cualquier dispositivo es una de las grandes ventajas con las que cuenta este tipo de formación. No obstante, debemos tener en cuenta que no podemos conformarnos con subir los pdfs del curso presencial para tener un curso presencial. ¿Quieres saber cómo transformar un curso presencial en uno online? ¡sigue leyendo!

¿Cómo transformar un curso presencial en uno online?

 

 Contenidos

Los contenidos de un curso presencial no son los mismos que los de un curso online.  Por ello, debemos transformarlos en algo más interactivo que no resulte tedioso para los alumnos. Lo mejor es dividir el temario en varios módulos y dentro de esos módulos poner varias lecciones.

Además, hay que tener en cuenta el diseño del mismo. Siempre es mejor un diseño dinámico que potencie que el alumno se involucre a uno en el que solo se descargue el contenido.

 Interacción

Otro de los puntos clave es la interacción. Un curso online debe ser ameno, interactivo y dinámico. Debemos ser conscientes de que un curso online no puede basarse sólo en la lectura y descarga de pdfs. Tiene que ayudar al alumnado a adquirir los conocimientos mediante la interacción tanto con los contenidos como con el resto de compañeros y el tutor.

Prácticas

No hay nada mejor para afianzar los contenidos que unas prácticas. Hoy en día la mayoría de plataformas para realizar el montaje de cursos online ofrecen muchas posibilidades para realizar distintos tipos de prácticas y ejercicios que resulten amenos para el alumnado.